Se puede rescindir un contrato de alquiler

VER CONTENIDO✍

Cuándo se puede rescatar un contrato de alquiler sin previo aviso

En el caso de una absorción, a diferencia de la rescisión, se debe pagar siempre un impuesto fijo de 67 euros, tanto si el propietario ha optado por el régimen fiscal “cedolare secca” como por el régimen fiscal ordinario.

La falta de preaviso mencionada conlleva dos consecuencias: para el arrendador, la renovación del contrato de arrendamiento en los mismos términos que el anterior; para el inquilino, la obligación de pagar al arrendador el importe de seis mensualidades de renta igual al periodo de falta de preaviso, incluso después de haber liberado la vivienda.

Contrato 4+4 rescisión del arrendador

Si no se respeta el plazo de preaviso, aunque el inquilino abandone la vivienda, el arrendatario está obligado a pagar al propietario seis mensualidades de renta, equivalentes al periodo de preaviso incumplido. Aquí tienes un facsímil de la carta de rescisión anticipada del inquilino:

En la carta de rescisión de un contrato de alquiler no pueden faltar los datos personales, los relativos a la celebración del contrato, los motivos de la solicitud de rescisión y el plazo de espera antes de desalojar la vivienda.

Motivos de rescisión anticipada de un contrato de arrendamiento

Contrato de arrendamiento: guía para la resolución anticipada con el modelo RLI. Tanto el propietario como el inquilino pueden rescindir el contrato antes de la fecha de vencimiento: aquí tienes las instrucciones sobre cómo hacerlo y los plazos que hay que respetar.

Otra consecuencia para el inquilino que rescinde por motivos graves podría ser la reclamación de los daños y perjuicios sufridos por el arrendador debido a la rescisión anticipada. La carga de la prueba de la actuación del inquilino recae en el propietario.

Rescisión del contrato de arrendamiento en un plazo de 7 días

El alquiler de un inmueble, ya sea un piso o un local para uso comercial, sigue unas normas precisas tanto para el inquilino como para el propietario, es decir, el arrendatario y el dueño del inmueble.

Podemos observar que, independientemente del tipo de contrato de arrendamiento, no hay forma de que el arrendador pueda rescindir el contrato de forma anticipada en la primera fecha de vencimiento del contrato.

Por otro lado, en cuanto a la fianza dejada al celebrar el contrato, ésta no tiene que ser devuelta al inquilino, pero en caso de que el arrendador encuentre daños en la vivienda, puede retenerla en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

About Puntos Legales