Que es un contrato de arras

VER CONTENIDO✍

Depósito en inglés

“Cuando en el momento de la celebración de un precontrato de compraventa el promitente comprador ha pagado al promitente una cantidad en concepto de anticipo y el precontrato ha sido posteriormente declarado nulo por sentencia firme, el promitente comprador tiene derecho -sin impedimento legal- a la devolución de dicho anticipo.

El depósito también se diferencia de la cláusula penal en la prestación que es su objeto. El primero contiene, de hecho, una prestación real que constituye una garantía para la parte ejecutante, mientras que el segundo sólo contiene la promesa de una prestación.

El tratamiento fiscal del anticipo debe analizarse teniendo en cuenta las normas legales que regulan los impuestos directos (IRPEF), los impuestos indirectos (IVA) y el impuesto de matriculación. Sin embargo, al no existir normas claras y directas, hay que remitirse a la jurisprudencia y a las disposiciones operativas de las autoridades fiscales.

Depósito para el alquiler

En nuestra opinión, la fianza tiene la naturaleza de un perfeccionamiento de un pacto real añadido al contrato principal, un pacto real constituido por la cláusula penal con fianza. Y se consideró que el anticipo está relacionado con la conclusión, con la ejecución del contrato.

(E) En quinto lugar, el pago inicial crea, para la parte que lo ha recibido, una obligación condicional en el caso de que esa parte incumpla y la otra parte, libre de culpa, desee, por ese motivo, retirarse. En tal caso, la parte incumplidora debe sufrir la rescisión y pagar a la parte que se retira el doble del importe del depósito recibido, devolviendo así lo que tenía, y pagando también una suma igual como compensación para la parte que se retira.

La resolución contemplada en el apartado 2 del art. 1385 del Código Civil, que presupone un incumplimiento de la otra parte del mismo carácter que el que justifica la resolución judicial, constituye una resolución especial del contrato, que se suma a las previstas en los arts. 1454, 1456 y 1457 del Código Civil, vinculada al acuerdo de fianza, destinada a la determinación convencional de los daños y perjuicios indemnizables. De hecho, está vinculado al fenómeno de la rescisión tanto por sus requisitos previos, representados por el incumplimiento de la otra parte, que debe ser gravemente culpable y de no poca importancia, como por sus consecuencias, que se manifiestan en la terminación “ex tunc” de los efectos del contrato.

Depósito penitencial

Si va a comprar o vender una vivienda (o está planeando hacerlo) sabe que junto con la propuesta de compra de la vivienda encontrará una cantidad de dinero: el depósito. En esta página puede encontrar todo lo que necesita saber al respecto.

En pocas palabras: si no se respeta el acuerdo alcanzado, se pierde una cantidad de dinero igual a la fianza acordada. La famosa y pequeña regla que todos conocemos: “si el comprador no compra pierde las arras, si el vendedor no vende debe devolver el doble del importe de las arras recibidas”.

Art. 1386.  (Si en el contrato se estipula un derecho de desistimiento para una o ambas partes, el depósito sólo sirve como contraprestación por el desistimiento. En este caso, la parte que desiste pierde el depósito dado o debe devolver el doble del depósito recibido.

Las formas de intentar obtener la devolución del depósito son las dos últimas. Obviamente, si no se ha cumplido una cláusula suspensiva, como una hipoteca no obtenida, el depósito (que seguiría siendo un depósito fiduciario) debe ser devuelto.

Depósito del hotel

Símil facultativo con el que se solicita a la otra parte la devolución de la fianza pagada en el momento de la firma de un contrato (por ejemplo, de compra, venta, arrendamiento, etc.).

Por lo general, se trata de una suma de dinero que una parte paga a la otra en el momento de la celebración del contrato y que constituye una especie de indemnización en caso de incumplimiento. Normalmente se paga cuando se celebra un contrato de compraventa o alquiler.

Sin embargo, si el inquilino no las reconoce o las considera desproporcionadas, puede solicitar expresamente la devolución de la fianza pagada. Ante el incumplimiento del arrendador, podría pedir al juez que emitiera una orden judicial.

Por parte del propietario, si no quiere devolver la fianza al inquilino, debe emprender acciones legales para obtener una compensación total o parcial por los daños sufridos.

About Puntos Legales