Finiquito y nuevo contrato en la misma empresa

VER CONTENIDO✍

Contrato de aprendizaje

Si una operación de este tipo pudiera considerarse como un traspaso de rama de actividad, el empresario podría disponer efectivamente de los trabajadores implicados, que pasarían al cesionario (incluso sin su consentimiento o en contra de él) y perderían las garantías de las que gozaban con el cedente (ante todo, la protección contra los despidos injustificados, en las empresas medianas y grandes).

Para proteger los derechos de los trabajadores y del sindicato, la ley prevé que, en las medianas y grandes empresas, se siga un procedimiento sindical preciso antes de realizar el traspaso, para que la operación se someta al control de los trabajadores afectados.

Por lo tanto, para que la rama de actividad sea válidamente objeto de una transmisión en virtud del artículo 2112 del Código Civil y a los efectos de éste, debe ser, en esencia, una “pequeña empresa”, capaz de operar en el mercado como un centro de beneficios autónomo.

Mientras que en muchos casos el trabajador tiene interés en impugnar la efectividad del traspaso de la rama en la que estaba empleado, para ver que su relación laboral se mantiene con el empresario que lo traspasa, hay casos opuestos en los que el trabajador tiene interés en calificar como traspaso de empresa o rama una operación económica puesta en marcha entre dos empresarios, para ver que su relación se traspasa a los empleados de un nuevo empresario.

Contrato de guardia

– continuación del plazo más allá de la expiración: si después de la expiración del plazo original o válidamente prorrogado o después del período máximo de duración total de 24 meses, el empleo continúa de facto:

Sin embargo, si la relación laboral entre el mismo trabajador y el mismo empresario, como resultado de una sucesión de contratos de duración determinada (obviamente para la realización de tareas equivalentes) ha durado más de 24 meses, la relación (independientemente de los períodos de interrupción entre un contrato y el siguiente) se convierte en un contrato indefinido.

A efectos del cálculo de la duración total de la relación para evaluar el rebasamiento con respecto al límite global de 24 meses, se contabilizan también los períodos de misión en virtud de un contrato de trabajo temporal para tareas equivalentes.

Contrato de duración determinada

El término constituye un elemento incidental del contrato, que debe ser acordado expresamente. En caso contrario, se considera que la relación laboral es de duración indefinida (Ap. Génova, 7 de mayo de 2007).

Para frenar los posibles abusos de la parte normalmente “fuerte” de la relación laboral, es decir, el empresario, la ley, de inspiración comunitaria (Dir. CE 1999/70), ha establecido como condición para la celebración de un contrato de duración determinada la existencia de ciertas razones, así como ciertos límites numéricos y de duración.

No obstante, la ley exime del requisito de la forma escrita a los contratos ocasionales de duración no superior a 12 días, a la contratación de ejecutivos y al personal de los sectores excluidos del ámbito de aplicación de la ley (art. 1(4)).

La falta de forma escrita conlleva la ineficacia de la cláusula relativa al plazo, y da lugar al establecimiento automático de un contrato indefinido (Trib. Florencia, 10 de febrero de 2005; Trib. Bolzano, 16 de junio de 2004).

Casos de duración determinada

Tal y como establece la ley, el contrato de trabajo de duración determinada debe realizarse por escrito y entregarse al trabajador, tras ser firmado por ambas partes, en los 5 días siguientes al inicio de la relación laboral.

También existen ciertos límites cuantitativos para la contratación de trabajadores de duración determinada: salvo que los convenios colectivos dispongan otra cosa, los trabajadores de duración determinada pueden ser contratados hasta el 20% del número de trabajadores fijos en vigor el 1 de enero del año de la contratación.

Para calcular la duración, se tiene en cuenta el periodo total de tiempo que duran las diferentes relaciones laborales de duración determinada entre el mismo empresario y el mismo trabajador, con tareas equivalentes e independientemente de cualquier interrupción entre los contratos.

Si se supera la duración máxima, ya sea en el caso de un único contrato o en el de una sucesión de contratos, la relación laboral se convierte en indefinida desde la fecha del exceso.

About Puntos Legales