Despido estando de Baja ¿Te pueden despedir?

Es conveniente que todo empleado así como el empresario, manejen en qué circunstancias puede ser despedido un trabajador de su plantilla.

En este caso, muchos se cuestionan sobre si puede ocurrir un despido estando de baja laboral. Por tal motivo, es de vital importancia que no haya desconocimiento en este tema, porque se evitaría el riesgo de cometer fraude, o de alegar circunstancias que carecen de validez legal.

Por estas razones, en este artículo encontrarás respuestas a esas inquietudes relacionadas con el despido estando de baja.

También te puede interesar: modelo baja voluntaria pdf

¿Se puede despedir a un trabajador mientras está de baja?

La respuesta es sí. Puede llevarse a cabo un despido estando de baja, pero los motivos deben estar establecidos en la legislación o en el convenio colectivo que se le aplique. No obstante, debe tenerse en cuenta que lo que no debe ocurrir es que la causa del despido sea la baja laboral.

En relación a este hecho, se explican claramente las causas en los cuales resulta procedente un despido estando de baja:

  • Causas disciplinarias que lo justifiquen: malas conductas, ausentismo reiterado al lugar de trabajo, simular una lesión para estar de baja médica, transgresión de la buena fe contractual, disminución continuada y voluntaria del rendimiento laboral.
  • Extinción del contrato por causas objetivas: esto se justifica en unas causas objetivas legalmente establecidas. Por ejemplo, motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción. En este caso, es la empresa quien comprobará que esta causa es la que justifica el despido.
  • Cuando se da por finalizado un contrato temporal en fraude de ley: este caso, los contratos de duración determinada deberían ser indefinidos por no justificarse la temporalidad de la relación laboral. Por tanto, esté o no el trabajador en baja médica, si es impugnada judicialmente la extinción, se declarará improcedente o nula.

En atención a lo planteado, una vez obtenido el alta médica, el trabajador debe reincorporarse a su puesto de trabajo en un periodo máximo de 24 horas laborales. Si no lo hace, entonces la empresa lo considerará como una ausencia injustificada, con las consecuencias disciplinarias correspondientes al caso.

Despido disciplinario estando de baja

Los casos de despido disciplinario pueden considerarse improcedentes o nulos, si se producen estando de baja médica.

despido estando de baja por depresion

Será improcedente cuando no se haya podido acreditar o no ha sido probada la causa legal.

Se considera nulo cuando la incapacidad es larga y no existen otras razones para proceder al despido. Ahora bien, si se logra conseguir asimilar una discapacidad a la incapacidad temporal se obtendrá la nulidad, lo que le permitirá al trabajador el derecho a la reincorporación y a los salarios de tramitación. En lo referente al cobro de la prestación, estará regida por el tipo de contingencia que haya generado la incapacidad.

¿Qué hacer si me despiden y estoy de baja?

Si se ha recibido carta o no, lo primero que debe hacerse para reclamar contra el despido es presentar una papeleta de conciliación en un periodo de 20 días.

Es por este motivo es que debe tenerse en cuenta el plazo establecido para impugnar el despido, siempre y cuando el trabajador no esté de acuerdo con el mismo. Dicho periodo es de 20 días hábiles, sin tomar en cuenta sábados ni domingos ni días festivos, y se empieza a contar desde que se está despedido, porque el hecho de estar de baja no paraliza el plazo para demandar.

Si no se ha recibido carta de despido o notificación por escrito o, solo un SMS con la baja, deberá actuarse como si fuese un despido verbal, y será necesario enviar un burofax a la empresa y solicitar una aclaración e indicando que de no haber contestación, se considerará como un despido tácito.

Nulidad del despido durante la baja

Cuando un trabajador logra demostrar que ha sido despedido por causa de la baja laboral, tiene el derecho de impugnar el despido judicialmente. Luego, dicha sentencia será lo que determine la nulidad o improcedencia del despido según sea el caso, pero nunca será declarado procedente.

Se considerará un despido improcedente o nulo, si la causa no está justificada o el procedimiento de despido ha sido inadecuado o, si indican como causa la situación de baja por incapacidad temporal.

despido estando baja quien me paga

Existe la posibilidad que la empresa reconozca la nulidad del despido sin que el trabajador lo impugne ante el tribunal, en la carta de despido, o efectuando un despido disciplinario para ahorrarse el preaviso, encargando al trabajador que presente la papeleta de conciliación ante el SMAC, y en este acto reconocer la improcedencia.

Indemnización por despido estando de baja

La indemnización se realizará en correspondencia a la causa expresada en la carta de despido, obedeciendo a:

  • Si es por despido objetivo: el trabajador tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado y contar con un preaviso de 15 días.
  • Si es por despido disciplinario: el trabajador no tendrá derecho a indemnización ni ser preavisado, motivado al comportamiento grave que justifica su despido.

En razón de lo expuesto en ambos casos, las causas del despido deberán ser claramente explicadas en la carta de despido.

Derogación del despido por baja médica justificada

El pasado mes de febrero  del año 2020, fue llevada a efecto la derogación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores “despido por baja médica justificada” por parte del Gobierno español, establecido en el Real Decreto 4/2020.

La razón de dicha derogación radica en que el artículo 52.d consideraba como causa de despido objetivo las faltas de asistencia al trabajo justificada o injustificada, que superaran entre el 20% y el 25% de días de inasistencia.

Sin embargo, es preciso decir que en la práctica el despido objetivo por inasistencias era aplicado a las faltas injustificadas y bajas por contingencias comunes de duración por debajo de 20 días, lo que otorgaba derecho a una indemnización reducida.

Es importante recalcar que el hecho de despedir a un trabajador que está de baja por enfermedad va en contra del derecho a la no discriminación por discapacidad, en cambio, cuando se trata de ausentismo injustificado se deben seguir canales específicos de sanción, como pudiera ser el caso del despido disciplinario.

En síntesis, al derogar el citado artículo, se elimina como causa de despido la ausencia temporal al trabajo, garantizando así el derecho a la no discriminación de las personas y evitar riesgos de exclusión social en aquellos colectivos que presentan condición de especial vulnerabilidad.

About Puntos Legales

Deja un comentario