Cuando se cobra la baja por maternidad

VER CONTENIDO✍

Maternidad Inps

La Ley nº 92, de 28 de junio de 2012, introdujo las bajas obligatorias y optativas, que luego fueron reguladas por el Decreto de 22 de diciembre de 2012 del Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales:. Las medidas se introdujeron inicialmente para el trienio 2013-2015, luego para los años siguientes hasta 2021 fueron confirmadas anualmente por la Ley de Presupuestos.La Ley de Presupuestos de 2020 (art. 1, párrafo 342, de la Ley nº 160 de 27 de diciembre de 2019) aumentó el número de días de permiso obligatorio a siete y la Ley de Presupuestos de 2021 (art. 1, párrafo 363 de la Ley nº 178 de 30 de diciembre de 2020) aumentó el número de días de permiso obligatorio a diez y amplió la protección del propio permiso al prever su uso también en caso de muerte perinatal del hijo (según las indicaciones contenidas en el párrafo 2 de la circular del INPS nº 42 de 11 de marzo de 2021 ) .

La Ley de Presupuestos para 2022 estabilizó tanto el permiso del padre (opcional como obligatorio) manteniendo el total de 10 días para el permiso obligatorio, que también se puede disfrutar de forma no continuada, para los supuestos de parto, adopción o acogimiento que se produzcan a partir del 1 de enero de 2021.

Maternidad de riesgo

Los dos certificados deben certificar, en esencia, que la elección de seguir trabajando no pone en peligro la salud de la mujer embarazada y del feto. Una copia de la documentación debe entregarse electrónicamente al Inps, una segunda copia a la Secretaría de Producción del área a la que pertenece o directamente a la Administración de Personal de forma conjunta

En este caso, las trabajadoras deben enviar a la Administración de Personal de Manutencoop, por fax nº 051.6188382, en los 2 días siguientes a la interrupción del embarazo, un certificado de enfermedad y un certificado expedido por un médico de la autoridad sanitaria local o de un centro hospitalario en el que se indique la fecha de la interrupción y la fecha prevista del parto.

Durante el primer año de vida del niño, la madre trabajadora tiene derecho a dos periodos de descanso de una hora, que también pueden acumularse en el transcurso de la jornada, con derecho a abandonar el puesto de trabajo para atender las necesidades del niño.

La ley prevé facilidades especiales para las adopciones y los acogimientos, para el padre en caso de enfermedad de la madre inmediatamente después del parto y para los padres de niños discapacitados, para lo cual le invitamos a ponerse en contacto directamente con la Oficina de Administración de Personal.

Prolongación obligatoria de la maternidad 7 meses

Cada progenitor puede disfrutar de un permiso parental de un máximo de 6 meses (que puede aumentar a 7 para el padre trabajador que ejerza su derecho a abstenerse de trabajar durante un periodo continuo o fraccionado no inferior a 3 meses).

Con el Decreto Legislativo nº 80/2015, uno de los decretos de desarrollo de la llamada Ley de Empleo, que entró en vigor el 25 de junio de 2015, el legislador rediseñó la citada legislación sobre permisos parentales, introduciendo una serie de cambios declaradamente dirigidos a ampliar el derecho de los trabajadores parentales a la abstención laboral. En concreto, la reforma de 2015 estipulaba:

Durante el periodo de prohibición, el trabajador debe ser destinado a otras tareas, con mantenimiento del salario y la cualificación. En cuanto al desempeño de funciones superiores o equivalentes, se aplica el artículo 13 de la Ley 300/1970.

Las trabajadoras embarazadas tienen derecho a un permiso retribuido para someterse a exámenes prenatales, exámenes clínicos o exámenes médicos especializados, si éstos deben realizarse durante la jornada laboral (previa presentación de los justificantes correspondientes).

Incorporaciones opcionales por maternidad

Las vacaciones se acumulan en un periodo de 12 meses, del 1 de enero al 31 de diciembre de cada año. Por consiguiente, quien trabaje durante todo un año o se ausente por hechos equivalentes al trabajo ordinario (véase la licencia obligatoria) tiene derecho a acumular la totalidad de las vacaciones diarias previstas por la ley (4 semanas), además de los días adicionales reconocidos por la CCNL.

Distinto es el caso de quienes son contratados o se dan de baja durante el año, o se ausentan del trabajo por hechos que no permiten acumular las vacaciones, como la baja por paternidad. En estos casos, se devengan tantas doceavas partes de las vacaciones anuales como meses se hayan trabajado.

Supongamos que el número de días de vacaciones que un empleado acumula en un año es de 30 días. En consecuencia, por cada mes trabajado, las vacaciones acumuladas serán iguales a 30 / 12 = 2,5 días de vacaciones.

Los mismos efectos que el permiso parental se aplican a los días de descanso diario, así como a la baja por enfermedad del hijo. Estas ausencias tampoco se tienen en cuenta a efectos de devengo de vacaciones. Lo mismo ocurre con:

About Puntos Legales