Contrato de trabajo

El contrato de trabajo es un pacto entre el empleador y el empleado, donde acuerdan ciertas condiciones laborales en determinado lugar y tiempo a cambio de una retribución económica.

Esta herramienta es importante a la hora de establecer las tareas que debe realizar el empleado en su puesto laboral siguiendo las instrucciones del empleador, garantizando de esta manera el buen funcionamiento del mercado laboral.

De dicho contrato se derivan deberes y derechos, los cuales ambas partes deben respetar, en caso de un juicio por no cumplir con los acuerdos pactados.

Desde el año 2003 el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) asume las funciones del extinto Instituto Nacional de Empleo, siendo el órgano autónomo adscrito al Ministerio del Trabajo y Economía Social junto al Servicio Público de Empleos de las Comunidades Autónomas. Dicha estructura promueve, diseña y desarrolla medidas para el empleo en todo el territorio español.

Tipos de contrato de trabajo en España

Es importante conocer los tipos de contratos de trabajo que se ajusten a las necesidades tanto de la empresa como a las del trabajador al igual que las características de cada uno de ellos.

Indefinido

Este tipo de contrato es el que establece fecha de inicio pero no de finalización de la actividad laboral, brindándole al trabajador estabilidad económica.

La finalización del contrato depende de la empresa al alegar el incumplimiento de algunas de las cláusulas establecidas en el contrato de trabajo o por que la empresa ha reducido su producción y por ello es necesario prescindir del empleado.

Otra manera de terminar la relación laboral, es que el trabajador decida de manera voluntaria renunciar a su empleo, de ser así, debe notificar al empleador 15 días antes de su salida.

En este tipo de contrato se aplica el período de prueba y la incorporación del empleado dependerá de la empresa y la categoría profesional del trabajador, pudiendo establecer jornadas parcial o completa.

Temporal

Existen tres (3) modalidades de contratos de trabajo temporales: el contrato 401: Por obra y servicio, el 402 Eventual e Interinidad.


Contrato 401 Por Obra y Servicio: Se encuentra establecido en el artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores es utilizado para ejecutar proyectos concretos dentro de la empresa, distintos a sus actividades regulares.

La fecha de culminación es orientativa, pues no se sabe con exactitud cuándo culminará la obra.

A partir del 10 de junio de 2010 desde el punto de vista legal, este tipo de contrato no debe superar los 3 años de servicios. De ser así, el trabajador pasa a ser indefinido desde el momento de cumplir el tiempo antes señalado.


En Formación y Aprendizaje: Este tipo de contrato laboral está dirigido a los jóvenes para que accedan al mercado laboral. Los requisitos para realizar el contrato son los siguientes:

  • Que no haya concluido su formación y por esa razón no pueda acogerse a un contrato en prácticas.
  • El contratado debe tener entre 16 y 25 años de edad. Quedan excluidas las personas con discapacidad, colectivos en riesgos o exclusión y que acudan a programas de formación o inserción laboral.
  • La duración mínima es de 6 meses y máxima 3 años. El salario no debe ser al mínimo establecido interprofesional para jornada laboral completa. De trabajar menos horas se aplicará el mínimo mediante una regla de tres.

De relevo: Este tipo de contrato es poco común y se realiza cuando un trabajador se acoge a la jubilación parcial y la jornada laboral se ve reducida. Así mismo la persona que debe cubrir la vacante del trabajador saliente debe ser contratada bajo esta modalidad, el requisito es que debe estar desempleada.

Individual: En esta modalidad de contratación, el trabajador se compromete a realizar las tareas para el empleador, manteniendo así una relación de dependencia, y por su parte el empleador se compromete a pagar por los servicios realizados.

Colectivo: El contrato de trabajo colectivo radica en que varios empleadores con sindicato fijan las condiciones laborales que deben ser cumplidas por ambas partes.

modelo de contrato de trabajo

Elementos de un contrato de trabajadores

Según la Oficina de Igualdad Laboral de los Trabajadores de la Unión Europea (UE) todos los contratos deben presentarse por escrito con las condiciones contractuales básicas.

Los elementos que debe contener un contrato laboral son los siguientes:

  • Nombres y apellidos, DNI, dirección de la empresa y del empleado.
  • Inicio y duración del empleo.
  • Actividad que va a desempeñar el empleado.
  • Remuneración o salario bruto y las descripciones.
  • Jornada laboral (Por ejemplo: medio tiempo o tiempo completo)
  • Vacaciones
  • Plazos de rescisión del contrato laboral
  • Convenio colectivo (si aplica)

Modelos de contrato laboral

A continuación se presentan varios modelos de Contrato Laboral.

Modelo a Tiempo Completo o Indefinido


Modelo a Temporal o a Tiempo Parcial


Modelo de Formación y Aprendizaje

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies