Contrato de reserva de vivienda

VER CONTENIDO✍

El hotel se paga a la llegada o a la salida

Se trata, por ejemplo, del contrato preliminar (arts. 1531 y 2932 del código civil); la opción (art. 1331 del código civil); la propuesta irrevocable (art. 1329 del código civil); el acuerdo de tanteo (art. 1566 del código civil).

En el ámbito turístico, la reserva encuentra su regulación en las costumbres y prácticas comerciales adoptadas por las empresas que operan en el sector. Hoteles, agencias de viajes y empresas de transporte siempre han recurrido a este instrumento para acercar la oferta de sus servicios a la demanda del mercado, tanto físico como digital.

Según una primera tesis, la reserva sería un acto unilateral por el que el cliente acepta la oferta de alojamiento hecha pública por el hotelero. Con la aceptación, por tanto, se perfeccionaría el esquema previsto en el art. 1336 del Código Civil, según el cual “La oferta al público, cuando contiene los elementos esenciales del contrato a cuya celebración se dirige, es válida como propuesta, salvo que las circunstancias o los usos indiquen lo contrario.”

Anulación de la reserva de hotel por fuerza mayor

La naturalidad con la que casi cualquier persona en la vida cotidiana sabe hacer una reserva (ya sea por teléfono o a través de la página web del hotel elegido para sus vacaciones) no se corresponde, hay que decirlo, con el mismo grado de claridad entre los profesionales privados en cuanto a la naturaleza jurídica de dicha declaración.

La visión tradicional ve en la reserva del cliente la aceptación de una oferta al público (constituida concretamente, por ejemplo, por los carteles expuestos en el exterior del hotel o por los mensajes publicitarios).

Si se acompaña al cliente a la habitación, nunca es necesario

“El contrato hotelero, por el carácter de oferta al público que el hotelero realiza con la gestión del negocio hotelero en las formas habituales, se concluye en el momento en que el hotelero tiene conocimiento de la aceptación expresa o tácita del cliente; para lo cual también es importante la llamada reserva, cuya revocación determina la obligación de mantener indemne al hotelero que no ha utilizado efectivamente la habitación durante el periodo reservado.” (Casación civil, sec. III, 3 de diciembre de 2002 nº 17150)

No se respeta la reserva de hotel

El seguro de anulación de viaje cubre los gastos de anulación en caso de fallecimiento, accidente o enfermedad de la persona asegurada, de un miembro de su familia o de otra persona mencionada en la póliza. Otros motivos pueden estar relacionados con el trabajo (por ejemplo, en el caso de un despido o un cambio de vacaciones deseado por el empresario), o en el caso de daños materiales en los bienes del asegurado. Por lo general, estas pólizas prevén un “sobregiro” o “franquicia”. Una “franquicia” o “deducible”, a cargo del asegurado, de aproximadamente el 10-20% del coste cubierto.

About Puntos Legales