Contingencias comunes

La cotización que se abona a la seguridad social para cubrir las situaciones de riesgo que pudiera sufrir un trabajador o cuando el mismo decide retirarse, es conocida como: Contingencias comunes.

Cuando el empleado no puede llevar a cabo sus funciones por cualquier circunstancia, se encuentra protegido por las contingencias comunes (baja) que se reflejan en su nómina todos los meses.

Diferencia entre contingencia comunes y profesionales

La diferencia entre contingencias comunes y contingencias profesionales radica en que las primeras se suscitan por cualquier enfermedad común o por un accidente fuera del sitio de trabajo.

Ahora bien, cuando se trata de un accidente laboral o de una enfermedad que surja producto de las funciones que se realizan en su empleo, se conocen como contingencias profesionales.

Tipos de contingencia comunes

Todas las situaciones por las que se pueden pasar y que están clasificadas como contingencias comunes son:

  • Coger la baja por una enfermedad común
  • Coger la baja por sufrir un accidente externo al ámbito laboral
  • Coger la baja por asumir maternidad o paternidad
  • Presentar un riesgo en el embarazo
  • Estar jubilado con un “plan de pensiones”
  • Prestaciones por muerte y supervivencia fuera del ámbito laboral
contingencias comunes nomina

La base de cotización para las contingencias comunes

Es conocido que entre las cotizaciones que se reflejan en las nóminas de los trabajadores, las contingencias comunes son las más altas, y no solo eso sino que puede variar el monto, es por ello que se explicará la base de cotización para las contingencias comunes:

  • Realizar la suma de los conceptos del salario, donde no se incluyan complementos extrasalariales y las horas extras.
  • Luego sumarle la parte proporcional del pago extra.
  • Se multiplica el resultado por 0,047, debido a que se trata del 4,47% del salario bruto.
  • El resultado es la cotización por contingencias comunes.
  • Esto quiere decir que dependiendo del pago extra puede variar el ingreso y recibir un pago mayor al de la nómina.

Por ejemplo, si el salario base de un empleado es de 1.000 euros y se le añade un plus de dietas de 50 euros, además horas extras 150 euros y por comisiones 350 euros, da un total de 1.550 euros.

Entonces, según lo que se explicado más arriba, no se incluyen ni las horas extras ni las comisiones, es decir, serían 1.350 multiplicado por 0,047%, dando un total de 63,45 euros que sería la cantidad que se descontará como base de cotización por contingencias comunes.

Cuota para autónomos

Para los autónomos también aplica esta cotización y la cancelan directamente en la seguridad social y deben argumentarlas en toda su cuantía.

Aquí la particularidad es que la base de cotización la elijen ellos mismos, siempre y cuando esté fijada por la normativa correspondientes de la Seguridad Social, el mínimo es de 919,80 euros mensualmente y el máximo es de 3.751,20. Esta cotización también dependerá de otros aspectos como la edad del trabajador autónomo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies