Delito de Allanamiento de Morada

El ordenamiento jurídico regula de manera explícita el correcto comportamiento de cada ciudadano para no incurrir en faltas, por muy leve o insignificante que ésta parezca.

En este sentido el allanamiento de morada es considerado un delito, a lo largo y ancho del territorio nacional, tipificado en la ley con su respectiva penalización, lo que indica que es preciso hacerse del conocimiento de dicho ordenamiento para saber qué procedimiento aplicar en el caso que ocurra.

Este delito está regulado en el artículo 202 del Código Penalel particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.”.  

En lo que respecta a este particular, el delito se comete al entrar en el domicilio o local de una persona sin su consentimiento o permanecer en el contra su voluntad. Es decir, cualquier persona que se encuentre fuera del lugar donde el morador realice sus actividades propias de la vida cotidiana y otra persona ingrese a éste sin el permiso del dueño.

Es importante destacar que el Código Penal protege el derecho a la intimidad de la persona dentro de su morada, de tal manera que no se vean afectadas las relaciones familiares ni el ejercicio de su rutina habitual (comer, dormir, interacción familia- amistades).

El delito de allanamiento de morada está marcado por una serie de características como por ejemplo, podrá ser considerado autor del delito aquella persona física que no sea el titular del domicilio y será considerado allanamiento el no tener el consentimiento del titular del domicilio para acceder a él, o si el titular ha pedido que se marche y la otra persona permanezca en la morada en contra de la voluntad del morador o titular.

En este orden de ideas, la jurisprudencia española establece que el “domicilio es inviolable” por lo que se protege la privacidad de la morada, a menos que se compruebe flagrante delito.

¿Qué se entiende por morada?

De acuerdo al ordenamiento jurídico español, la definición de morada está relacionada con los artículos 202, 203 y 204 del código penal, y es entendida como un espacio cerrado separado del exterior que tiene como fin el desarrollo de la vida privada de una persona, ya sea de carácter familiar o público (colegios, negocios etc.).

Es así como la morada es ese lugar donde el individuo realiza sus actividades diarias sin que se vea afectada su privacidad o intimidad, por lo que no es permitida la entrada a terceros sin el consentimiento del propietario.

La condición principal para que este recinto sea considerado como morada es que debe estar habitado, ya sea permanentemente (conocido como primer domicilio) o esporádicamente (segunda residencia o residencia vacacional). Es decir, debe ser una casa habitada, de lo contrario, se estaría ejerciendo una usurpación.

No tendrán la connotación de morada aquellas viviendas que se encuentren en construcción, abandonadas o desocupadas.

Por este motivo se establece como morada una casa, caravana, tienda de campaña o incluso una caverna, siempre y cuando se mantenga habitada. Por lo tanto, el Tribunal Constitucional es claro al afirmar que en la morada el individuo ejerce libremente su intimidad tanto personal como familiar.

multa por allanamiento de morada

El allanamiento de morada en el Código Penal

El delito de allanamiento de morada se encuentra descrito en Libro II del Código Penal, ubicándose en el Titulo X Delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, Capitulo II Del allanamiento de morada, domicilio de personas jurídicas y establecimientos al público, concretamente en los artículos 202 y 203.

El artículo 202 establece de qué manera se incurre en el delito de allanamiento de morada, es decir, describe detalladamente las situaciones que son consideradas delito, tomando en cuenta si el ingreso a la morada ajena ha sido de forma pasiva,  o utilizando la violencia o intimidación.

Por su parte, el artículo 203 se refiere específicamente a los castigos o penas que se deben ejecutar cuando el domicilio violentado es el de una persona jurídica y establecimientos abiertos al público (como es el caso de oficinas o despachos profesionales, establecimientos mercantiles, etc.).

¿Cuándo se considera allanamiento de morada?

Los criterios para que una acción sea considerada allanamiento de morada son los siguientes:

  • Para ser considerado autor, la persona que comete la falta debe ser un particular, no funcionario público  o autoridad.
  • Podrá ser autor solo una persona física que no sea el titular del domicilio.
  • Será considerado allanamiento no tener consentimiento del titular para acceder al domicilio o si el titular ha pedido que se marche, permanecer en el domicilio.
  • Otra característica a tomar en cuenta es que el allanamiento se puede producir en domicilio tanto de persona natural como jurídica, haciendo uso de la fuerza o no, pudiendo entrar por la puerta o forzando alguna ventana.

En razón de estos criterios, la ley ha establecido que la intromisión total de terceros (sujeto activo) al interior del hogar sin el consentimiento del propietario o a plena conciencia de que la permanencia en el recinto va en contra de la voluntad de quien habita la vivienda, o su ingreso se realiza forzando las entradas del domicilio, se convierte en una falta a la intimidad de la morada, convirtiéndose éstas en conductas punibles, que se sitúan en el artículo 10 del Código Penal como delitos de acción en sentido estricto.

Por lo tanto, la acción para la comisión del delito o acción de entrar significa penetrar el cuerpo en la morada ajena, introduciéndose en ella, no siendo suficiente con pasar un brazo por una ventana, o manteniéndose en los parámetros exteriores no cerrados de la casa. En otras palabras, el agente irrumpe de forma física en el recinto.

Ante esta situación, el hecho de mantenerse implica permanecer en el lugar, lo que presupone que el morador ha permitido el ingreso a la vivienda de la persona en cuestión y el consentimiento previo no es aplicable a una situación posterior, por lo que debe ser tratado con claridad al momento de hacer la denuncia.

Es importante tener en cuenta que las conductas ya mencionadas son de carácter reversible, una vez que el sujeto activo o autor del delito se aleja de ese espacio, dándose por terminado el ataque a la voluntad del propietario.

¿Quiénes son los sujetos del delito de allanamiento?

El código penal reconoce dos tipos de sujetos del delito de allanamiento:

1. El sujeto activo o autor del delito que puede ser cualquier persona que penetre totalmente en una morada ajena sin el consentimiento del particular que habita en ella. Dentro de esta categoría también se ubican los funcionarios cuando éstos no actúen como tal.

El sujeto activo es entonces entendido como la persona que irrumpe de manera arbitraria en el interior de la morada sin el previo permiso del titular del domicilio o en contra de la voluntad del morador.

2. El sujeto pasivo o persona afectada es cualquiera que tenga derecho a excluir la entrada de un tercero a su morada. En el caso de que cohabitaran varias personas y éstas tuvieran el mismo poder sobre la vivienda, bastaría con que una de ellas se opusiera a la entrada del tercero en cuestión.

En razón de esto, la persona afectada tiene la potestad de oponerse o negar la entrada a su vivienda de una tercera persona.

En concordancia con esto, la ley establece las causas que justifican el allanamiento de morada tomándolas del artículo 20.7 del código penal, la cual se refiere a que “está exento de responsabilidad criminal el que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo”.

Con este planteamiento, un oficial podría ejecutar una expulsión o desahucio sin dar cabida al consentimiento del morador (si se llegara a presentar el caso).

Además, es importante señalar que este delito se ejecuta con dolo; es decir, con conocimiento y voluntad de parte del sujeto activo, y no se contempla la posibilidad de cometer el delito de allanamiento de morada por imprudencia.

allanamiento de morada codigo penal

¿Cuál es la pena por allanar una morada?

Las penas por allanamiento de morada están plasmadas en el código penal de acuerdo a los artículos 202, 203, 204 respectivamente.

En lo concerniente al artículo 202, las penas son:

  1. El particular que, sin habitar en ella entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.
  2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

El artículo 203 establece:

  1. Será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año y multa de seis a diez meses el que entrare contra la voluntad de su titular en el domicilio de una persona jurídica pública o privada, despacho profesional u oficina, o en establecimiento mercantil o local abierto al público fuera de las horas de apertura.
  2. Será castigado con la pena de multa de uno a tres meses el que se mantuviere contra la voluntad de su titular, fuera de las horas de apertura, en el domicilio de una persona jurídica pública o privada, despacho profesional u oficina, o en establecimiento mercantil o local abierto al público.
  3. Será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años, el que con violencia o intimidación entrare o se mantuviere contra la voluntad de su titular en el domicilio de una persona jurídica pública o privada, despacho profesional u oficina, o en establecimiento mercantil o local abierto al público.

Por su parte el artículo 204 expresa que:

La autoridad o funcionario público que, fuera de los casos permitidos por la ley y sin mediar causa legal por delito, cometiere cualquiera de los hechos descritos en los dos artículos anteriores, será castigado con la pena prevista respectivamente en los mismos, en su mitad superior, e inhabilitación absoluta de seis a doce años.

Diferencias entre allanamiento y usurpación (ocupación)

El ordenamiento jurídico establece en el código penal dos delitos que no deben ser confundidos, porque ni son lo mismo y sus penas son distintas. Estos delitos son el allanamiento de morada y el delito de usurpación u ocupación (okupación).

El delito de allanamiento de morada está contemplado en el artículo 202 del ya mencionado código y consiste en la introducción de un particular a una morada ajena en contra de la voluntad del titular, siendo ésta falta penada a prisión de seis meses a dos años, siempre y cuando no usen la violencia o intimidación, ya que en este caso la pena seria de uno a cuatro años, con multa de seis a doce meses.

Por su parte, el delito de ocupación o usurpación, está tipificado en el artículo 245.2 del código penal, refiriéndose a: “el que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificios ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”.

En este sentido, la ley lo enuncia claramente, la característica principal para que sea tratado como una ocupación ilegal es que el recinto no debe estar habitado, así el bien jurídico protegido seria el derecho a la propiedad, y la desocupación o desalojo se podrá ejecutar con orden judicial y la pena prevista será de multa.

De este modo, el que okupa (persona que se instala en una vivienda o local deshabitado, sin tener derecho a ello según la legalidad vigente) este inmueble deshabitado se convertirá en el nuevo morador del mismo y solo podrá ser expulsado por vía judicial.

En cambio, en el delito de allanamiento de morada el bien protegido pasa a ser la intimidad del hogar, la policía actúa para desalojar a quien está en el interior de la vivienda y las penas contempladas son de prisión.

Por tanto, para diferenciar un delito de otro, lo importante es saber que la “morada” o vivienda habitada es el punto de referencia entre ambos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies